miércoles, 31 de marzo de 2010

Capítulo 8 parte 1


Capítulo 8 parte 1

Ridículo


Me levanté de la silla, y ordené a mis piernas la acción de caminar hasta una de las cajas aún cerradas de la mudanza. Sabía que allí estaba. Mi viejo radiocasete donde aún creía recordar que había dejado el casete de los Beatles que papá me había grabado.
Lo enchufé a la corriente, y le di al play. Ya sonaba…Michelle. Me encantaba esa canción. Me recordaba a etapas felices, cuando sonreía siempre. Su melodía me recorría todo el cuerpo envolviéndome en un escalofrío cálido. Y sin quererlo, mis piernas bailaban con movimientos circulares al ritmo de la música. Cuando me fui a dar cuenta, la canción había terminado, y yo aún seguía bailando como si la melodía se siguiera reproduciendo en mi cabeza. Paré y me volví a sentar en la silla sin mirar mi libreta de ejercicios, solamente esperando la siguiente canción. Mientras sonaba Get Back, miré por la ventana observando algo, sin saber el qué. Me puse de pie, para mirar el jardín y mi cuerpo se quedó congelado. No puede ser. Es él. Parado mirando hacia mi ventana, espiándome. Seguro que me vio bailar. Que vergüenza. Me volví a sentar sonrojada y nerviosa. Acto seguido volví a asomarme por si todavía seguía allí, pero ya no estaba. Entonces, sonó el timbre. No, no puede ser él. Salí de la habitación, bajé las escaleras y abrí la puerta. Él. Si, se quedó parado delante de mí con esa cara de arrogante y sus profundos ojos azules reflejando su indiscreción. No dijimos nada, quizás durante unos segundos. Entonces rompí el hielo.
- Hola

- Chica nueva - y sonrió

- Ehm…¿el motivo de tu visita? - pregunté sin pensármelo dos veces.

- Perdona, es que esta situación es un poco cortante - señaló riéndose

- No me lo jures - le dije sonriendo
- Es que pasaba por aquí, casualmente pensando en ti, y como os vi mudaros a esta casa pues decidí probar suerte a ver si estabas.

- ¿Perdón? ¿Tu vives aquí? - pregunté sorprendida

- Si, vivo unas casa más allá, pero eso no importa. La cuestión es que quiero preguntarte si…querrías pasar la tarde conmigo. - y me miró a los ojos, parecía cortado, tímido pero con una resplandeciente sonrisa luciéndose en su cara.

- Ehm…es que no creo que esté bien, no nos conocemos de nada y mi casa no esta como para recibir visitas.

- ¡No, no, no! No pretendo entrar en tu casa, no quiero invadir tu espacio de esa forma, solo me gustaría que dieras un paseo conmigo.

- No creo que deba, lo siento.
- ¿No confías en mi?
- No debo y… no confío, no quiero.
- No pareces muy convencida de lo que dices - entonces el azul de sus ojos se hizo más intenso.

- Esto es ridículo, un chico que no conozco se presenta en mi casa un sábado por la tarde para invitarme a salir, ¿y pretendes que confíe?

- No pretendo que confíes, pretendo que te arriesgues.

Me quedé parada mirándole fijamente.

- ¿Como sé que no eres un violador o un asesino?
- Por favor, no me van esos rollos - dijo entre carcajadas
- Sigo pensando que esto es ridículo

- Y yo también lo pienso, pero me gusta. Me gusta que esta situación sea cortante, me gusta que te pongas nerviosa, me gusta que te niegues a salir, y me encanta cuando no sabes que decir porque sabes que tengo razón, entonces me miras intensamente. Y eres más linda aún.

Mi cuerpo ya me era incapaz de responder. Para mí era inexplicable como un ser tan despreciable como él podría ser tan irresistible y apetecible.
- ¿Porqué me sigues? ¿Porqué haces todo esto? - y nuestros rostros se acercaron sintiendo nuestra respiración mutuamente.
- Porque no se lo que me pasa. Necesito averiguarlo. - su voz ahora sonaba seria y apagada.
- ¿Lo que te pasa es malo?
- No lo sé, pero si lo es, me da igual. No pienso parar.
- Bien, en ese caso. ¡Adiós! - y cerré la puerta, entonces observé su cara, burlona y divertida, como si le hubiera gustado que le hubiera dado con la puerta en las narices.
- Me lo esperaba de ti. Aunque en el fondo me sorprendiste. - dijo como si supiera todavía que seguía detrás de la puerta.

- Estas flipando, estas completamente loco. - y no hubo respuesta.


3 comentarios:

**Marta** dijo...

wiiii me ha encantado, ha sido genial, por que no ha aceptado a estar con el?
aunque admito que también me parecería siniestro que me observaran bailar y me espiara
pero el estan gracioso
escribe pronto
xoxo

Nina<3& dijo...

jaja xd
me encanto*--*
weeepa!
es super gracioso :X

Andreeeah dijo...

en una palabra: FANTASTICO! me encanta como escribes, me encanta tu historia! ademas, ya te sigo :P A ver cuando subes... me gustaria saber que pasaria... weno, spero q subas mas capitulos.
un bso! :)
http://every-little-part-of-me.blogspot.com

Publicar un comentario