domingo, 21 de junio de 2009

Capítulo 1

Adios Detroit


Como me temía, era la hora. Mi padre ya estaba en el coche, con el cigarro en una mano, y la otra sujetando el volante. Yo miraba desde la ventana del que había sido mi cuarto durante estos dos años, desde allí había observado tantas cosas. La mujer del kiosko que habría todos los días, el hombre que vende lotería y aquel "barullo" de gente que salía a hacer sus cosas.
Sentada en la cama, con mi maleta preparada. Miraba mi habitación, preguntándome si alguna vez volvería a tener un cuarto como aquel. Grande, bonito, alegre, con colores vivos. El azul y el rosado para ser exactos.
En ese momento sentía que de todas las mudanzas que había hecho en mi vida, este era mi sitio.
Mis amigas, las quiero tanto. Ya no nos haríamos fotos con caras raras, ni pasaríamos aquellos momentos contando tonterías o emocionandonos por cualquier cosa. Las iba a echar de menos.
- ¿ya estas lista? - dijo mi madre
- Sí - respondía cabizbaja sin ni siquiera mirarla
- ¿Seguro que no te olvidas de nada? - como ella preguntaba de costumbre
- No, mama
- Bien, te esperamos abajo. No tardes.
Era la despedida, me dispuse, cogí mi maleta y me puse en marcha. Un momento.
- ¿Que es eso? - me pregunté - Es el osito de peluche que me había regalado Susan, era tan especial para mí. Quizás eso me daría fuerzas, ahora sí estaba preparada.
Bajé las escaleras muy lentamente, intentado memorizar aquel lugar familiar.
Abrí la puerta del maletero, coloqué mis pertenencias.
Y allí estaba yo, sentada en aquel jeep negro con destino Nueva Jersey.
Quizás esperando que mi nuevo cuarto sea aún más grande .

2 comentarios:

Swe ( Oh Dulce Odio... ) dijo...

Como mola! me encanta! te voy a seguir! ^^

pau :) dijo...

si,
haha
se parecen
pero solo van comenzando;D
se van a poner mejor
¿no?

n_N

gracias por comentarme
suerte con tu blog! :)

Publicar un comentario